jueves, 3 de junio de 2010

EL VALOR DE LA BIODIVERSIDAD

EL VALOR DE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA
La biodiversidad tiene gran importancia actual y futura por las siguientes razones:
· el uso presente y potencial de los elementos de la biodiversidad como recursos biológicos para la humanidad .
· el mantenimiento de la biosfera en un estado tal que pueda seguir soportando la vida humana.
· el mantenimiento de la diversidad biológica por sí misma, en particular de todas las espe­cies vivientes.
1. La biodiversidad como un recurso
Cierto nivel de la biodiversidad es necesario para proveer la base material para la vida humana: por una parte para mantener la biosfera como un sistema funcional, y, por otra parte, para proveer la base material para la agricultura y otras necesidades utilitarias.
El uso directo más importante de la biodiversidad es como alimento y es la base de las actividades agrícolas (cultivos), ganaderas (crianzas) y de recolección (pesca, caza, extractivismo). En el Perú se usan como alimento 787 especies de plantas nativas; una pequeña parte es de importancia mundial, y unas pocas se usan intensamente a escala intensiva comercial. Varias decenas de especies animales se comen, pero sólo un pequeño porcentaje es de importancia nutricional mundial; unas pocas decenas de especies son manejadas en sistemas domésticos, y muy pocas son de importancia global.

La producción eficiente de cultivos agrícolas necesita de la participación de otros organis­mos (microorganismos del suelo y polinizadores), y la ausencia de organismos dañinos de ciertos espacios, como plagas y pestes.
La importancia farmacéutica de la diversidad biológica es muy resaltante para la producción de medicamentos, que curan las enfermedades de los seres humanos y de los animales do­mésticos. En el mundo se usan miles de plantas y animales como medicinales y el 80% de los pobladores de los países en desarrollo se cura exclusivamente con ellos. Unas 90 especies de plantas producen unos 120 compuestos medicinales que se usan a escala mundial.
En el Perú, por ejemplo, se usan unas 4 400 especies de plantas nativas para 48 usos distin­tos (alimento, medicinas, fibras, tintes, madera, leña, etc.) lo que representa un valor eco­nómico cercano al 10% del PBI (unos 4000 millones de dólares/año).
2. La bíodiversidad y la biosfera
Las actividades humanas están afectando la biosfera a nivel global y se hace necesario el establecer cómo la pérdida de diversidad biológica puede contribuir a estos cambios. Uno de los efectos más graves es la acumulación de CO2 en la atmósfera y el consecuente calen­tamiento de la Tierra, con efectos sólo previsibles en parte. La conservación de los bosques y la reforestación son importantes para mantener y fijar el carbono excedente.
3. Otros valores de la biodiversidad
Una pequeña parte de la diversidad biológica tiene un valor económico actual y esto no justificaría en sí su conservación. Sin embargo, existen valores al margen de la ciencia y que son los valores éticos y estéticos.

Por razones morales y estéticas la especie humana no tiene ningún derecho de destruir ecosistemas y extinguir especies, especialmente si éstas serán imprescindibles para las generaciones futuras.





La biodiversidad: El oro del futuro
En los últimos años se ha insistido en el valor de los recursos de la Biodiversidad (BD), Y se los ha llegado a denominar como «el oro del futu­ro». El valor económico de muchas especies, hasta hace poco desconocidas, está creciendo constantemente.


El 80% de la población mundial se cura en base a los conocimientos nati­vos de las plantas medicinales. No depende de los grandes laboratorios farmacéuticos. Dos tercios de las 35 000 plantas medicinales, que se estiman existen en el mundo, se encuentran en los países en desarrollo.

En el Instituto Nacional de Investigaciones Médicas de Londres se ha desa­rrollado la vacuna contra la lepra o mal de Jansen en base al armadillo de nueve bandas (Dasypus novemcinctus). Del hígado y bazo de cada animal infectado se pueden obtener 850 dosis de la vacuna.

Mientras los horticultores europeos y norteamericanos no manejan más de 20 especies de plantas, los ribereños del Ucayali manejan 168 en sus huertos familiares, y los aguarunas del Marañón manejan cerca de 400 especies de plantas y 100 variedades de yuca, de las cuales conocen con nombre propio 31.

Se calcula que la piratería de derechos de patente de los países del tercer mundo respecto a los del norte llega a unos 2 750 millones de dólares (soft­ware, farmacéuticos, etc.). Sin embargo la piratería del norte respecto a los conocimientos del sur llega a unos US$ 5 097 millones, de los cuales un 20% es de plantas medicinales y el resto de recursos genéticos.

De una rana (EPiPedobates tricolor) de Ecuador los Institutos Nacionales de Salud de USA (NIH) han obtenido la epibatidina, 200 veces más efectiva contra el dolor humano que la morfina. La patente ha sido vendida a un laboratorio farmacéutico comercial. Sólo se sabe que la rana viene del Ecua­dor y que se llevaron 750 ejemplares para obtener 24 miligramos del pro­ducto.

Dos tomates silvestres de los Andes peruanos y uno de las Islas Galápagos contribuyen con decenas de millones de dólares a los cultivadores de toma­te de California por transferencia de genes de resistencia y ciertas caracterís­ticas para la cosecha y el transporte.

De la uña de gato de Perú se ha obtenido un principio usado en el Stimulon para controlar el SIDA.


5. LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA EN EL PERÚ

El Perú es uno de los países con mayor diversidad de especies, de recursos genéticos, y de ecosistemas.
1 . Diversidad de especies
De la flora se han registrado cerca de 25 mil especies, de las cuales 17 143 son plantas con flores (Angiospermas y Gymnospermas). De la fauna no existen listas completas, pero se conocen más de 5 000 especies y cada año se descubren y describen nuevas. Las colecciones son muy limitadas en el país y el número conocido ciertamente representa sólo un bajo porcentaje de las que realmente existen. Los microorganismos (algas unicelulares, bacterias, hongos, protozoos y virus), los organismos del suelo y de los fondos marinos han sido muy poco estudiados.
2. Diversidad de recursos genéticos
En el país existen 182 especies de plantas nativas domesticadas, algunas de las cuales de gran importancia económica. De las especies domésticas se conocen miles de varie­dades. La papa es uno de los cuatro cultivos alimenticios más importantes del mundo, junto con el maíz, el arroz y el trigo. Por ejemplo, existen 9 especies de papas domés­ticas con más de 2 000 variedades, que se cultivan desde el nivel del mar hasta los 4 750 msnm. Además el país posee casi 200 especies de papas silvestres, especialmente en la cuenca del lago Titicaca, y que son de gran importancia para cruces con las variedades domesticadas para el mejoramiento genético. El país posee también 4 especies domés­ticas de animales (alpaca, llama, pato criollo y cuy), y que fueron domesticados duran­te la época prehispánica. El pato criollo y el cuy se han extendido por todo el mundo.
3. Diversidad de ecosistemas
El Perú es reconocido como uno de los países con la mayor diversidad ecológica de la Tierra. Se reconocen 11 ecorregiones, que comprenden el mar frío, el mar tropical, el desierto costero, el bosque seco ecuatorial, el bosque tropical del Pacífico, la serranía este paria, la puna, el páramo, los bosques de lluvias de altura (selva alta), el bosque tropical amazónico (selva baja) y la sabana de palmeras. De las 117 zonas de vida reconocidas en el mundo 84 se encuentran en el Perú. En el territorio nacional se encuentran ecosistemas reconocidos a nivel mundial por su altísima diversidad de especies como el mar frío de la Corriente Peruana, los bosques secos en la costa norte, la puna, la selva alta, y los bosques tropicales amazónicos, donde la diversidad de especies llega a su máxima expresión. La alta diversidad de ecosistemas ha permitido el desarrollo de numerosos grupos humanos con culturas propias y destacables logros tecnológicos, culinarios y culturales.
4. Megadiversidad y responsabilidad
Por esta alta diversidad biológica el Perú es considerado uno de los 15 países de megadiversidad a nivel global, junto con Brasil, Colombia, Zaire, Madagascar, México y China, entre otros. Además es uno de los centros más importantes de recursos genéticos, conocidos como Centros de Vavilov, a nivel mundial, por el alto número de especies domesticadas originarias de esta parte del mundo. Esta realidad implica una alta responsabilidad. La investigación, la conservación y el desarrollo de posibilidades económicas en base a la biodiversidad debería, en consecuencia, ser una de las preocupaciones prioritarias a nivel nacional.

PLANTAS NATIVAS UTILIZADAS EN EL PERÚ

Total de especies nativas utilizadas 4,400

USOS
No. ESPECIES
1. Alimenticias
710
2. Medicinales
1 109
3. Abono
17
4. Aceites y grasas
48
5. Agroforestería
123
6. Antídoto
26
7. Aromas/perfumes
37
8. Condimento
31
9. Madera y construcción
618
10. Cosmetología
57
11. Curtientes
27
12. Estimulantes/narcóticos/ alucinógenos
76
13. Etnoveterinaria
51
14. Fibras
109
15. Forraje
483
16. Magia/chamanismo
42
17. Ornamentales
1 608
18. Sexo/reproducción humana
27
19. Tintes/colorantes
134
20. Tóxicas
179
21. Utensilios
62
22. Pesticidas
51
23. Castigo
5
24. Marfil
2
25. Turismo
1
26. Resinas/látex
58
27. Bebida
51
28. Leña/carbón
132
29. Ceniza
6
30. Techar
30
31. Miel/azúcar
4
32. Material genético
17
33. Melífera
20
34. Analgésico
3
35. Artesanía
31
36. Papel/pulpa
7
37. Sal
7
38. Fumar/rapé
4
39. Luz/antorchas
4
40. Purificar agua
1
41. Criar animales
4
42. Cerámica
3
43. Embalsamar
2
44. Ablandar carne
4
45. Pescar/carnada
8
46. Conservar alimentos
1
47. Cera
3
48. Embravecer perros
1


6. BIODIVERSIDAD Y DESARROLLO EN EL PERÚ

La biodiversidad es de gran importancia actual y potencial para el desarrollo del país, y su uso sostenible ofrece objetivas posibilidades para el futuro.

·

1. Importancia actual

La economía nacional depende en cerca del 60% de la biodiversidad, tanto en lo refe­rente a la producción agrícola, pesquera, ganadera y forestal, como en lo industrial. La biodiversidad es una fuente importante de productos para el autoabastecimiento de las poblaciones locales y la importancia económica de este uso supera los ingresos obteni­dos por la exportación de productos derivados de la misma biodiversidad (pesca, caza, plantas medicinales, fibras, artesanías, leña, madera, tintes y colorantes, etc.).


2. La biodiversídad como recurso estratégico

A nivel mundial la biodiversidad está adquiriendo cada vez mayor importancia en tres aspectos: recursos genéticos, obtención de nuevos compuestos químicos, y productos para fines cosméticos y relacionados.


La importancia de los recursos genéticos de las plantas domésticas es cada vez mayor en lo referente a las especies y variedades silvestres y primitivas de las plantas cultivadas como el maíz, la papaya, la papa, el tomate y otros (cacao, achiote, vainilla, etc.). Estos recursos genéticos tienen valor económico y significan beneficios para los países que los usan, especialmente los países desarrollados que, al estar más adelantados en la biotecnología, aprovechan el germoplasma de los países en desarrollo para mejorar variedades cultivadas y, en muchos casos, patentan nuevas variedades o procesos biotecnológicos. Especies silvestres de papas y tomates, que han servido para mejorar o producir nuevas variedades, significan anualmente centenares de millones de dólares a esos países, con la única recompensa para los países originarios que dicho germoplasma, si no ha sido patentado, es de libre circulación a nivel mundial.

En lo referente a los recursos genéticos de plantas cultivadas y silvestres de utilidad actual y con potencial futuro se debe tener muy en cuenta lo siguiente:

· El Perú es depositario de importantes recursos fitogenéticos, tanto de plantas domes­ticadas como silvestres con potencial. Hay muchas otras especies de plantas domésti­cas que aún no han salido de la región y que pueden tener un potencial mundial a futuro. Para este caso el gran interrogante es si se va a dejar salir este material sin ninguna recompensa para los pobladores locales, que las cultivan y conocen, y para el país.

· Los procesos históricos pasados nos indican que los países industrializados han obte­nido el material aún en forma ilegal. Es muy ilustrativo el caso del caucho, cuyas semi­llas fueron robadas de Brasil, en contra de disposiciones expresas. En la actualidad significativas cantidades de germoplasma está saliendo del país en forma subrepticia (tomates, papas, olluco, oca, cocona, kiwicha, etc.) o amparado en el intercambio irrestricto de germoplasma a nivel mundial.

· El país es depositario de miles de especies, conocidas por los pobladores locales, que están siendo «descubiertas científicamente» y analizadas para obtener nuevos com­puestos químicos, especialmente en el rubro farmacológico. Experiencias recientes demuestran que diversas especies de plantas y animales, especialmente en los trópi­cos, contienen un enorme potencial de compuestos químicos. Productos naturales de los trópicos son fuentes de drogas contra el cáncer, la malaria, enfermedades parasita­rias, desórdenes diarreicos, enfermedades infecciosas (como el SIDA), enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias, diabetes, hepatitis, desórdenes menta­les, etc.
Estos nuevos compuestos químicos son de importancia estratégica para la industria farmacológica, cuya base está en los países industrializados. La industria farmacológica mundial es un negocio que oscila alrededor de los US$ 400 mil millones anuales y enfren­ta actualmente una crisis seria de obtención de nuevas drogas, especialmente para con­trolar enfermedades a nivel mundial en el campo del SIDA, varios tipos de cáncer y otras de origen psíquico. Otro rubro de interés actual es el de productos cosméticos y relacio­nados (aromas, perfumes, aceites, etc.). Empresas cosméticas generan una demanda cre­ciente sobre ciertos productos naturales de las zonas tropicales y las comercializan con la etiqueta de «productos de los bosques tropicales». Las empresas privadas que se dedican a esta actividad son de dos tipos: unas hacen participar en las ganancias a las poblaciones locales, derivando una parte de sus beneficios, y otras son estrictamente comerciales. Esta actividad ha dado origen a nuevas empresas internacionales.
3. Decisiones urgentes
El PerÚ afronta un reto decisivo para aprovechar los recursos de la biodiversidad en función del desarrollo del país y de los pobladores. Este reto implica decisiones urgen­tes en el futuro próximo. La demora en las decisiones puede traer como consecuencia que los países industrializados ganen la carrera del aprovechamiento de los recursos de la biodiversidad, para fortalecer su posición económica, y que la retribución para el país sea mínima, con claras desventajas tecnológicas y económicas.

La prioridad general deberá estar orientada al aprovechamiento de la biodiversidad, en forma sostenible, mediante el desarrollo de la capacidad nacional en biotecnología y manejo de esos recursos para beneficio local y nacional.
Las prioridades específicas deberían estar orientados a usar la biodiversidad como una alternativa para el uso de los ecosistemas sin destruirlos, con prioridad para importantes áreas que aún no han sido intervenidas para fines agropecuarios; desarrollar capacidad científica y tecnológica nacional; concertar políticas, estrategias y acuerdos para afrontar el avance de los países industrial izados por la posesión de los recursos de la biodiversidad; y orientar el aprovechamiento de la biodiversidad para beneficio prioritario de los pobladores locales.
4. La biodiversídad como una alternativa para el desarrollo sostenible
Los recursos de la biodiversidad, entre otros, ofrecen una oportunidad única al país para el desarrollo desde una nueva perspectiva, que es la del aprovechamiento de los ecosistemas forestales y acuáticos sin destruirlos ni alterarlos drásticamente. El poten­cial de desarrollo en base a la biodiversidad es muy interesante y aún no ha merecido la atención del país en sus políticas y estrategias a futuro. Algunos aspectos a conside­rarse seriamente son:
· La acuicultura en base a especies nativas como los peces amazónicos (paco, gamitana, sábalo y otros) y otras especies (churu, camarones, algas, etc.). El potencial de la cría de especies con fines alimenticios y ornamentales (acuarios) debe ser conside­rado. Los criaderos de especies acuáticas, como caimanes, nutrias, tortugas y otras, con fines de producción de cueros, pieles y carne.
· Los criaderos de especies terrestres (primates, aves, insectos, etc.), con potencial en los mercados nacionales e internacionales. En Iquitos se han desarrollado técnicas de cría de primates, pero no se ha transferido la tecnología a empresas locales. El potencial de cría en cautiverio de aves (aras o guacamayos, loros y otras) con fines de exportación es un rubro interesante a nivel mundial. Igualmente puede decirse de mariposas y otros insectos.
· El establecimiento de áreas de manejo forestal permanente no ha sido implementado adecuadamente, involucrando a los empresarios privados de la extracción y la indus­tria forestales. La no implementación de estas áreas puede traer como consecuencia la pérdida de mercados internacionales crecientes, por la presión del Norte de vedar el comercio de maderas tropicales que no provengan de bosques manejados.
· El potencial de la biodiversidad (especies de flora y fauna) como abastecedora de la industria nacional e internacional de nuevos productos farmacológicos, cosméticos, químicos, etc. ha sido escasamente percibido por el país, poniéndolo en una posi­ción muy débil frente a los países industrializados.
· El potencial de cultivos nativos está desaprovechado, a pesar de las concretas posibi­lidades. Existen decenas de plantas productoras de frutas exóticas, perfumes, aro­mas, pesticidas, aceites, drogas y ornamentales, entre otras, que no han sido consi­deradas en ~os programas de desarrollo con una visión a futuro.
5. Desarrollar la capacidad científica y tecnológica endógena
La carrera actual por la posesión de los recursos de la biodiversidad por parte de los países industrializados, especialmente los farmacológicos y los genéticos, sólo puede ser afrontada por el país mejorando su capacidad nacional en ciencia y tecnología. El mejoramiento de la capacidad nacional en biotecnología es uno de los aspectos más álgidos para ganar la carrera internacional por la posesión de los productos y el usu­fructo de los beneficios económicos. En este sentido es de extrema urgencia:
· El mejoramiento y desarrollo de biotecnologíade productos químicos, especialmente farmacológicos e industriales (perfumes, aromas, cosméticos, pesticidas orgánicos, etc.). Es necesario mejorar la capacidad nacional para el análisis (<La participación de la empresa privada nacional es importante y decisiva. En los países industrializados se están constituyendo empresas nuevas para usufructuar los beneficios de la biotecnología y grandes empresas tradicionales están incursionando en el campo de la biotecnología química y los recursos genéticos. Nuestro país debe considerar seriamente incentivos y fondos especiales para estos rubros si desea ga­nar la carrera mundial o al menos participar en forma adecuada en los beneficios de sus propios recursos de la biodiversidad.
· La estructuración de políticas y estrategias nacionales es un elemento indispensable para el desarrollo de la ciencia y tecnología, con una visión hacia el futuro.
· El inventario de los recursos de la biodiversidad a nivel nacional es impostergable para tener una visión de conjunto y seleccionar las especies y los recursos genéticos prioritarios. Los países industrializados financian a centenares de científicos (etnobiólogos, botánicos, zoólogos, etc.) para recoger información imprescindible para orientar las investigaciones en biotecnología. Las prioridades en este sentido deberán orientarse hacia la sintetización y análisis de la información existente, inclu­yendo la recuperación de información del exterior, porque gran parte de ella se en­cuentra en los países industrializados; profundización de inventarios'a nivel nacional en zonas poco exploradas, para mejorar el conocimiento sobre la distribución de las especies, las variedades, etc.; mejorar la recolección del conocimiento etnobotánico; mejorar la capacidad de conservación «in situ» y «ex situ» de los recursos genéticos.

La conservación «in situ» deberá incluir la cobertura adecuada de áreas protegidas y sistemas de uso tradicional de los pobladores, especialmente indígenas, que son depositarios de muchos de los conocimientos y recursos genéticos.
La conservación «ex situ» deberá contemplar la implementación y/o el reforzamiento de los centros especializados.
El rescate, la modernización y el desarrollo de sistemas de manejo es otro aspecto decisivo para el país. Los centros de investigación han acumulado un bagaje impor­tante de información, que no ha sido aún sintetizado y transferido a los usuarios de los recursos y a las empresas privadas.
Algunas prioridades deberían ser el rescatar sistemas de manejo tradicionales, espe­cialmente de los pueblos aborígenes, y modernizados, ahorrando largos periodos de investigación; y desarrollar nuevos sistemas de manejo, adecuados a la realidad.
Buscar beneficios para los pobladores locales
El desarrollo actual no ha considerado adecuadamente el mejorar la calidad de vida de los pobladores. Su situación económica y social está mas bien en deterioro a nivel general. Muchos de los proyectos de desarrollo o han fracasado o no han dado los resultados esperados, lo que ha empeorado la situación de muchos grupos humanos.

El aprovechamiento sostenible de la biodiversidad ofrece, entre muchas otras, una oportu­nidad para mejorar las condiciones de vida de los pobladores, siempre y cuando no se desperdicien las oportunidades y el país tenga la capacidad de reaccionar a tiempo e implementar políticas y estrategias adecuadas. Aquí debe prevalecer un principio muy claro y que «primero es la gente», vale decir, que los esfuerzos deberán estar dirigidos a mejorar la condición económica y humana de los pobladores. Es conocido que las poblaciones rurales son magníficas conservadoras de la biodiversidad, especialmente de los recursos genéticos, sin embargo, cuando se implantan los grandes proyectos de desarrollo quedan marginados y la economía se orienta hacia el provecho de empresas foráneas con muy poco beneficio para los locales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada